La liberación Planetaria Es Un Proceso de Conciencia Masiva.

0
72

Los elementos sagrados, el agua, el fuego, el aire y la tierra son clave en los misterios de la Diosa, ya que ayudan a equilibrar toda la vida a lo largo de la creación. Cada elemento contiene una esencia sagrada que activa mandalas de luz geométrica armónica y trabaja con la alquimia interior natural que luego trae más luz al planeta.

Cuando somos capaces de trabajar con cada elemento en una práctica diaria nadando en las aguas, bailando junto al fuego, usando nuestro aliento sagrado que representa el aire para sanar, o aterrizando en la tierra, traemos más equilibrio y armonía a todos los que nos rodean. Los elementos sagrados en su forma más pura, que representan el espíritu, la tierra, el aire, el fuego y el agua, son necesarios para crear una base sobre la cual pueda ocurrir la unión sagrada de nuestras familias del alma.

El equilibrio de los elementos, individual y colectivamente, es esencial para que las posteriores transformaciones alquímicas tengan lugar dentro de todos los demás y estas prácticas también elevan la conciencia del planeta. Esta transformación interior nos atraerá magnéticamente a aspectos de nuestra familia de almas, que es uno de los misterios más importantes de la diosa, ya que todos los niveles de conexión entrelazados dentro de una familia de almas crean un  Clifford torus que rompe la Matrix.

El principio femenino fue suprimido por los Arcontes a lo largo de la historia humana mediante el control y la manipulación de la energía sexual femenina. 

Un aspecto importantísimo de la liberación planetaria es la clave para liberar lo femenino y esto es que las mujeres se permitan sentir su energía sexual, alinearla con su corazón y expresarla a su manera divina. Debemos tomar conciencia de este trauma histórico, sanarlo dentro de nosotros y seguir adelante para volver a anclar esa energía de manera efectiva. Este no es un acto burdo de saciar deseos humanos, como se ha estado haciendo en forma animal por tantos siglos.

Durante la antigüedad, las sacerdotisas activaban la presencia de la Diosa para la curación fusionando la energía del corazón amoroso con su energía sexual durante ocasiones especiales, como curar a las personas del trastorno de estrés postraumático. Las sumas-sacerdotisas encarnarían la presencia de esta diosa en su vida diaria para anclar la energía de su imperio.

En Roma, la suma sacerdotisa se fusionaba con el Rey una vez al año durante la temporada de primavera, esto ancló la energía de la diosa para el imperio y no fue hasta que la diosa fue reprimida que el imperio romano cayó. En los tiempos modernos, estamos activando esta energía de la Diosa a una escala masiva en todo el mundo mientras nos esforzamos individual y colectivamente hacia la curación, la expresión creativa y el amor desinteresado.

La clave para anclar a la Diosa nuevamente es la conciencia y la implementación de los misterios de la Diosa mediante la reforma de los grupos de la Hermandad de la Rosa en todo el mundo que se reunirán al menos una vez a la semana para realizar meditaciones sagradas y otros aspectos de la Diosa. Juntos en grupos alrededor del mundo anclaremos la energía amorosa y gentil de lo divino femenino y la fusionaremos con nuestra energía de una forma divina.

La energía sexual no es como  se la conoce hoy en día en la cultura dominante. Implica el acto de sensualidad muy pura, el toque suave del cuidado cariñoso hacia todos los seres. Esta emergencia activa la energía kundalini, y cuando esta energía se eleva al chakra de la corona, tiene la capacidad de curar y revertir la entropía de nuestras mitocondrias, proporcionando así muchos beneficios para la salud como el antienvejecimiento y la capacidad de mantener nuestra energía vital.

Los misterios ocultos de la Diosa son tan influyentes que es la razón por la que la Diosa ha sido eliminada y manipulada a lo largo de la historia. Pero juntos, en grupos alrededor del mundo, reactivaremos esta conciencia, esta encarnación y será el componente clave para la Liberación Planetaria.

La Liberación Planetaria es un proceso de conciencia masiva, un cambio masivo de la conciencia colectiva y la implementación de un nuevo mundo para la humanidad y toda la vida en la Tierra; a medida que la energía del plasma del centro galáctico llegue a la Tierra, será la diosa quien estabilizará las fluctuaciones por las que atravesará la humanidad.

Hay muchos aspectos de la Liberación Planetaria, incluido el divino masculino que sirve para proteger y fomentar la conciencia entre la humanidad, pero en La Hermandad de La Rosa (Sisterhood of the Rose), nos enfocamos en brindarle a la humanidad una manera de mantener la calma, de estar alineados con nuestro corazón y nuestras relaciones con los demás durante esta gran transición.

Nuestros grupos de todo el mundo ayudarán a las personas, las familias, los líderes y la sociedad colectiva a comprender, apreciar y encarnar la gracia divina de la Súper Onda Galáctica.

¡Victory of the Light!

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here